Rehatrans y Aspace juntos en la V Carrera Solidaria por la Parálisis Cerebral

Carrera_paralisis

Otro año más, desde Rehatrans hemos querido colaborar junto a ASPACE Madrid en la celebración de la 5º Carrera por la Parálisis Cerebral. Y es que, esta carrera, más que una carrera es una fiesta en apoyo a las personas con parálisis cerebral.

Celebrada, como en las ediciones anteriores, en el Parque de la Marina, en la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes, este evento cuenta con cada vez una mayor afluencia de público dispuesto a correr solidariamente y a pasárselo bien.

#NosVemosEnLaMeta

Bajo el hagstag #NosVemosEnLaMeta, este año ASPACE ha organizado un evento deportivo que, año a año va consolidándose como referente madrileño dentro de la parálisis cerebral. Por ello, en Rehatrans no quisimos perdérnoslo y estuvimos presentes durante todo el evento acercando también nuestras soluciones para el transporte adaptado a todo aquel que quiso información. Con una Peugeot Partner adaptada, muchas familias y particulares pudieron ver y probar como es viajar en silla de ruedas gracias a su rebaje de piso y su rampa abatible. Además, adquirimos un gran lote de llaveritos solidarios que sacó Kiabi para recaudar fondos para el evento, como podéis ver AQUÍ.

Un evento Deportivo por la Discapacidad

Como bien sabemos, el deporte es un gran aliado para todo el mundo pero, sobre todo, para las personas con discapacidad. Y es que el ejercicio mantiene activos nuestro cuerpo y mente y mejoran considerablemente nuestra calidad de vida.

Así, este evento es una perfecta combinación en el que podremos encontrar corredores de todo tipo: en silla de ruedas, en handbike, a pie… ¡No hay límites! Además, se dan lugar diferentes categorías para ajustarse a cada perfil: infantil, general y recorridos entre 5km y 10km. Todos ellos adaptados para cada especialidad.

Pero no todo es correr. El evento se desarrolla en un ambiente festivo en el que pudimos encontrar foodtrucks con comida y bebida a precios populares, castillos hinchables para los más peques, clases deportivas abiertas y, como no, sorteos.

Vamos, ¡el año que viene pensamos repetir!