Autonomía 100%: transformación integral para conducir desde la silla

tranformación_integral

En Rehatrans, sabemos lo importante que es tener independencia en todo momento. Conducir, es un hecho que nos hace libres. Nos permite desplazarnos como y cuando queramos. Todo ello sin depender de nada ni de nadie. Y, es que, aunque podamos presumir de un gran transporte público, muchas veces los horarios y falta de accesibilidad… Nos limitan.

Y sabemos que ésto es un hecho para todas las personas, pero, sobre todo, para aquellas con discapacidad. Por ello, queremos presentaros nuestra última adaptación para poder conducir como y cuando queramos. Independientemente de que seamos usuarios de silla de ruedas o no. Un adaptación integral en Ford Custom, ¡no te la pierdas!

Reforma integral en Ford Custom para ser totalmente independiente

Este mes hemos finalizado uno de los trabajos más especiales de los últimos meses. El vehículo requería de una transformación integral que garantizase a su propietario una total independencia. Independencia tanto en el acceso como en la conducción. Además, uno de los requisitos era que el propietario pudiera conducir y, a la vez, ir de pasajero en su silla de ruedas. Es decir, que el vehículo pudiera ser conducido por él y, a la vez, por otra persona si él se encontrase cansado.

Por ello, el cliente eligió un vehículo grande, que le permitiera moverse en su interior con su silla de ruedas libremente: una Ford Custom. Además, para el acceso, eligió una plataforma elevadora en puerta lateral. Una entrada que le permitiese entrar en la segunda fila y no por la parte trasera (como suele ser lo habitual). Pero… ¿Cómo accedes a un vehículo tan grande desde la silla de ruedas sin ayuda? Para evitar precisar de una mano amiga que abriese el portón lateral y desplegase la plataforma, incorporamos unos sistemas de automatización, tanto en el portón como en la plataforma.

De este modo, el propietario podría abrir y cerrar la puerta con un simple mando a distancia. De igual forma que podrá hacer con la plataforma elevadora.

Una vez dentro, se modificó el suelo de segunda fila para facilitar el rodaje de la silla de ruedas. Así como la incorporación de unos anclajes para poder fijar la silla de ruedas.

Para acceder al puesto de conducción, se eligió un asiento giratorio que, con la ayuda de un asidero en techo, facilitarán la transferencia de la silla al puesto de conducción. De este modo, podrá conducir siempre que quiera pero no excluirá que otra persona sin silla pueda conducir.

Finalmente, se incorporaron diferentes mandos de conducción: un acelerador puño-moto, un freno autoblocante y un pomo de bola sobre el volante. Todos ellos, se pueden activar y desactivar mediante un botón al arrancar el motor.

 

Y es que… Combinando diferentes soluciones, ¡podemos lograr que cualquier persona pueda tener la independencia que desea!