Ahorra durante dos años para comprarle una silla de ruedas a su amigo

Amigo_Silla

A lo largo de nuestras vidas, vamos a conocer a muchas personas. Muchos, serán nuestros amigos, otros, serán simplemente compañeros pasajeros. Pero, sólo algunos conseguirán hacer que la palabra “amistad” cobre pleno sentido, dejándonos una huella imposible de borrar.

La historia que hoy os traemos trata de una amistad así. La amistad entre Tanner Wilson y Brandon Qualls, dos estudiantes de secundaria en Arkansas. Su historia ha dado la vuelta al mundo y, ¡no es para menos!

Dos años ahorrando para hacer el sueño de su amigo realidad: una silla de ruedas eléctrica nueva

Tanner, un adolescente de Arkansas, sorprendió a su mejor amigo, Brandon Qualls, con una silla de ruedas eléctrica. Para ello, el joven comenzó a trabajar a tiempo parcial en un taller de la ciudad. Así, y tras dos años ahorrando dinero, ha conseguido darle la mayor de las sorpresas a su mejor amigo.

Tanner le entregó la silla a Brandon en el instituto junto a sus compañeros y profesores. “Empecé a llorar, no podía creer que hubiera hecho ésto por mí“. Brandon no se lo esperaba. Y es que.. ¿qué adolescente pensaría que su mejor amigo o amiga estaría ahorrando tanto tiempo para hacerle un regalo así? A esa edad, las amistades son bastante superfluas, líquidas (como diría el maestro Zigmun Bauman). Pero no para Tanner. Según aseguró a CNN, “Brandon ha sido un buen amigo y quería hacerle un favor. Sentía que tenía que hacerlo porque él siempre ha estado ahí para mí”.

Por su parte, la madre de Tanner, no se sorprendió en absoluto. “Tanner siempre se ha preocupado más por los demás que por él mismo. Él sabe bien que no se llega a ningún lado siendo malo”.

La próxima meta: Regalarle un coche adaptado para viajar en silla de ruedas

Sí, sí… como lo lees. La bondad y la generosidad de Tanner no ha quedado aquí. Tanner tiene un objetivo muy claro: ayudar a su amigo a hacer su vida más fácil.

Yendo con él por los pasillos del instituto, descubrió la necesidad de una nueva silla para su amigo. Él tenía una silla manual y le costaba mucho desplazarse con ella. Sus brazos son débiles y se le cargaban mucho. Ahora, gracias a su nueva silla, Brandon ha ganado en movilidad e independencia. Pero, ahora, Tanner, ha encontrado otra forma de seguir ayudándolo: el coche adaptado.

El coche familiar de los padres de Brandon no es accesible para silla de ruedas. Así, su nueva silla está aparcada en la escuela por no tener forma de llevarla a casa. Por lo que su nueva meta es conseguir que él y su familia puedan moverse libremente independientemente de su silla. Y, para ello, un vehículo adaptado con una rampa trasera es la solución perfecta. (Pincha AQUÍ para ver vehículos con rampa trasera)

Amistades hay muchas, pero como la de Tanner y Brandon, ninguna. ¡Bravo por los dos estudiantes!