Comunicarse a través de la mirada: la historia de dos amigas con parálisis cerebral

Irisbond_paralisis_cerebral

Gema y Yael son dos pequeñas que, a pesar de vivir a miles de kilómetros de distancia, comparten muchas cosas en común. Gema, vive en Toledo y Yael, en Buenos Aires (Argentina). Pero eso no las ha impedido hacerse amigas. Ni siquiera la parálisis cerebral que ambas tienen.

 

Gracias a la tecnología, ambas niñas son capaces de comunicarse, chatear y mantener su amistad más allá del océano.

Un ordenador, una tecnología y su mirada: los ingredientes para comunicarse

Hace algún tiempo pudimos ver una nueva tecnología que permitía leer el movimiento ocular e interpretar un mensaje. De tal forma, Gema fue pionera en probar la tecnología de Irisbond y, a día de hoy, ella es capaz de comunicarse perfectamente su familia. Fue la primera niña en el mundo con parálisis cerebral en probar esta tecnología.

Para sus padres, ésto supuso un antes y un después. “Jamás hemos podido saber sus sentimientos, sus opiniones, hasta ahora”, explica Ruth Galán sobre su hija. “Teníamos que interpretar lo que quería y ahora ha recuperado su voz gracias a sus pupilas”.

Yael vio a Gema en televisión y se animó junto a su familia a probar dicha tecnología. Ahora, ellas son muy amigas y hablan a diario gracias a sus miradas.

Este sistema es una adaptación del sistema que, por ejemplo, están incorporando ahora los vehículos de trackeo de la mirada, para detectar posibles accidentes por despistes. Así, se ha adaptado para poder controlar mediante el ojo un ordenador o tablet con total precisión.

Comunicación diferente, se fabrican las palabras a través de las miradas para poder cambiar vidas. Una vez más, la tecnología ayuda a romper barreras, en este caso, la de la comunicación.