Aspectos fundamentales para elegir un buen Centro de Día

Stima_Centro_de_dia

Los centros de día son establecimientos de atención diurna para personas con necesidades especiales. En este caso nos centraremos en nuestros mayores. Para ellos, un centro de día puede suponer ese centro de apoyo terapéutico que cubra sus necesidades, pero, también son una gran oportunidad de socialización, entretenimiento y cuidado profesional.

Cada día hay más oferta de Centros de Día donde elegir, incluyendo la oferta pública y la privada. Además de existir numerosas ayudas y subvenciones para ayudarnos a costear el centro que queremos. Pero, ¿qué centro escoger?

Consejos para elegir nuestro Centro de Día

A continuación vamos a ver diez aspectos que, desde Rehatrans, consideramos de importancia a la hora de escoger qué centro nos cubrirá mejor nuestras necesidades.

  1. Visitar los Centros. Conocer las instalaciones nos ayudará a comprender su modelo de trabajo, el estado del mobiliario e, incluso, conocer al personal.
  2. Conocer la cartera de actividades que ofrece el centro. Como hemos señalado, un centro de día también es un lugar de ocio donde entretenerse.
  3. Analizar el horario. Aunque parezca algo obvio, muchas veces no se adecuan nuestros horarios a los que el centro nos ofrece. Por ello, un centro que ofrezca flexibilidad siempre cubrirá mejor las necesidades en caso de no tener horarios compatibles.
  4. Buscar un centro en el que sean especialistas en enfermedades propias de la edad, como parkison o alzhéimer u otras demencias que puedan padecer nuestros mayores.
  5. Fundamental, que tengan una flota propia de transporte adaptado que puedan recoger y traer al usuario en caso de necesidad o, en su defecto, que efectúen una ruta donde poder recogerle.
  6. Que realicen el transporte en vehículos adaptados, cumpliendo la normativa y asegurando correctamente a los pasajeros. Especialmente a los que viajen en sillas de ruedas.
  7. El comedor del centro ha de informarnos sobre las comidas que ofrezcan en función de los horarios. Además, éstas deberán ser adecuadas a las dietas que sigan nuestros mayores. Si nuestro mayor tiene alguna dieta específica por diabetes, celiaquía o, directamente, por recomendación médica, deberemos preguntar si hay nutricionista y si pudieran elaborar menús especiales.
  8. El centro ha de cumplir con la normativa vigente sobre accesibilidad. Ha de disponer de rampas, barandillas, ascensores en el caso de tener varias plantas… Así como disponer de salidas de emergencia bien señalizadas, extintores y tener un plan de emergencias.
  9. Las terapias fisioterapéuticas también son muy importantes. El centro deberá disponer de personal preparado y certificado, asi como unas instalaciones de acorde a la actividad.
  10. Y el punto más importante de todos. Tiene que ser un centro donde nuestro mayor quiera estar. Un sitio acogedor, luminoso y amplio. Tiene que estar recogido y limpio. Recordemos que la higiene es un aspecto fundamental cuando hablamos de nuestros mayores. Y, finalmente, disponer de espacios al aire libre, zonas ajardinadas donde pasear o sentarse al sol. En definitiva, tiene que ser un espacio en el que el usuario quiera estar.

Aspectos diferenciadores en un Centro de Día

Aunque la mayoría de los centros de día van a cumplir con todo lo anterior, siempre hay aspectos que pueden marcar la diferencia.

El conocer un equipo profesional que se sienta motivado y esté cualificado nos dará mayor tranquilidad. Si, además, este personal siente pasión por los mayores, le dará, además, tranquilidad al usuario.

Si un Centro dispone de terapias de Estimulación Holística Cognitiva, Fisica-Funcional y Social, como es el caso de los Centros Stima, podremos estar seguros de que nuestros mayores tendrá todos los recursos necesarios para mejorar las actividades de su vida diaria.

Y, si finalmente, disponen de espacios modernos, acogedores y estimulantes donde desarrollar una atención de calidad certificada, sabremos que el usuario se sentirá como en casa.