El Camino de Santiago en silla de ruedas

En concreto los últimos 700 kilómetros de la Ruta Jacobea, el tramo que va desde Roncesvalles (Navarra) hasta la catedral de Santiago de Compostela. Esta es la hazaña lograda por Oscar Jiménez. Parapléjico tras diversas negligencias médicas (se operó en 2012 de una hernia discal y, tras siete operaciones, hoy este audaz peregrino está parapléjico, ha perdido su oído derecho y tiene la vista muy afectada), Óscar decidió lanzarse un reto: cubrir el Camino de Santiago y, con ello, recaudar fondos con los que investigar en el ámbito de la médula espinal. El dinero recaudado irá destinado a PREDIF, entidad que trabaja para la promoción del Turismo Accesible en España, y el CIDIF (Centro de Investigación en Discapacidad Física de ASPAYM Castilla y León), centro pionero a nivel nacional en desarrollar nuevas técnicas de rehabilitación y Premio Reina Sofía 2015.Oscar Jimenez en el Camino de Santiago

Para realizar su hazaña, Óscar Jiménez ha utilizado una silla manual anclada a una handbike QUICKIE manual con cambio de diez marchas (al igual que las bicicletas de carretera) independiente y ajustable. Con este vehículo, el deportista ha hecho posible su proyecto “Camino de Santiago accesible para todos”.

Cubriendo el Camino de Santiago en una silla de ruedas, Oscar, además de perseguir conseguir dinero para investigación, también ha querido obtener información sobre las condiciones de accesibilidad de la ruta. Los datos, tanto sobre el propio Camino, como de los recursos turísticos anejos al mismo, están disponibles en la web www.soyoscarjimenez.com. La información aquí recogida permitirá, tanto a personas discapacitadas como aquellas con necesidades especiales, poder planificar, con mayor facilidad, la consecución del Camino de Santiago.Oscar Jimenez coronando el Alto do Cabreiro

Hace un año

Fue por entonces cuando la idea brotó en la cabeza de Oscar. La alimentó tanto su propia capacidad de superación como su gusto por los retos. Además, Oscar pensó que era la forma perfecta de lanzar dos mensajes en los que cree a pies juntillas: los límites nos los marcamos nosotros y la vida no se acaba en una silla de ruedas.

El reto se realizó entre los días 17 y 24 de septiembre, a un ritmo de 100 kilómetros diarios. Sunrise Medical cedió la bicicleta y Aspaym CL y HAM Transportes hicieron lo propio con las dos furgonetas de apoyo que dieron cobertura al equipo de tres personas que, en todo momento, acompañó a Oscar y a su amigo Carlos, que hizo el recorrido en una bicicleta de carretera convencional. En los dos transportes iban el equipaje, la segunda bicicleta de Carlos, la silla de ruedas habitual de Oscar, el botiquín, las herramientas, la comida, la bebida y el equipo de filmación.Detalle de la bicicleta de Oscar Jimenez

PREDIF Estatal, la Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física, la asociación que más ha puesto en este proyecto, es una entidad sin ánimo de lucro de ámbito estatal, declarada de utilidad pública, que realiza programas a favor de casi 70.000 personas que tienen grandes discapacidades físicas.

Pepe Varela